echar pa'lante

Nuestras Noticias

Ayer corrió un país

Ayer ganamos una medalla de bronce en las Olimpiadas. No fue la primera medalla puertorriqueña. Ya en años anteriores otros 6 atletas le habían traído medallas a Puerto Rico. Pero sí fue la primera vez en la historia que Puerto Rico sube al podio en atletismo.

Antes del disparo, todo el país estaba nervioso. Tan pronto arrancaron los corredores, Puerto Rico se paralizó por 48.10 segundos. Al final, el resultado produjo muchos sentimientos. Pero, entre todos ellos, predominó el gran orgullo de ver a uno de los nuestros recibir una medalla en el nivel más alto del deporte internacional. Sin embargo, una anécdota que nos contaron del mismo Javier Culson nos recordó que su hazaña de ayer va mucho más allá de una medalla.

Hubo una vez no hace mucho tiempo que Culson por poco se retiró del deporte. Estaba empezando a competir internacionalmente. Se le estaba haciendo difícil encontrar el tiempo y el dinero para entrenar a tiempo completo. Sentía que tenía que poner primero a su hija y a su familia. Estuvo a punto de matricularse a estudiar para ser bombero. Y no es que haya algo malo con eso. Al contrario, sabemos que hubiese sido un excelente servidor público. Pero algo dentro de él sabía que lo suyo era el atletismo. También tuvo la suerte de contar con muchos que lo apoyaron para seguir adelante.

Con esto en perspectiva, es inevitable pensar que el verdadero logro de Culson no solo aconteció ayer. Su carrera por una medalla olímpica comenzó mucho antes y no siempre se corrió en un estadio. El verdadero logro de Culson está en la carrera de todos los días, en la que damos todos nosotros como individuos y como puertorriqueños. Es una carrera que también tiene obstáculos. A veces parecen mucho más altos que los de la pista, pero siempre nos hacen más fuertes cuando los sobrepasamos. Nos ayudan a acercarnos más a nuestras metas personales y nos motivan a superarnos como país. Sin esa carrera de todos los días, la carrera de ayer nunca hubiera pasado.

Puerto Rico, sigamos corriendo.

BPPR_carta_Culson_END-fixed

Comentarios