echar pa'lante

Nuestras Noticias

Donde hay un problema, hay una oportunidad

Con solo 31 años, a Joseph Wiscovich lo mueven múltiples intereses, ha hecho cosas variadas y tiene muchas más en agenda. Natural de Rincón, Joseph siempre quiso montar un negocio, pero no sabía de qué. En el camino, estudió premédica e hizo un bachillerato en Educación Especial. También quería estudiar medicina, algo que sigue en sus planes. Su espíritu de aventura lo llevó a enlistarse en la Fuerza Área de Estados Unidos, en la que por cuatro años trabajó en mecánica de aviación en distintas partes del mundo.

Fue esa experiencia internacional de donde germinó la semilla para su negocio. “Me encanta el café, pero el café en las bases no era bueno. No tenía dónde tomarme un buen café. En los días libres me iba por las ciudades a buscar coffee shops”, recuerda.

Su matrimonio con Auritza Mendoza, también de Rincón, desencadenó finalmente la oportunidad para Saludos y Café, el negocio que tienen hoy frente a la plaza del pueblo. Resulta que les tocó vivir una temporada en países distintos, pues Auritza estudió medicina en República Dominicana. Cuando ella terminó, decidieron regresar a Rincón por un tiempo. Allí Auritza se prepararía para los exámenes de medicina de Puerto Rico. También podrían tener una vida normal de matrimonio. Pero Joseph no tenía nada que hacer. “No tenía trabajo. Pero siempre digo que donde hay un problema, hay una oportunidad. Me puse a pensar en que siempre había querido hacer un negocio. Y me acordé de los coffee shops”, detalla.

Fue así como la pareja diseñó el concepto de Saludos y Café, un quiosco junto a la plaza de Rincón con mesas al aire libre en donde sirven bebidas gourmet hechas con café puertorriqueño, además de emparedados y otras delicias. “Nos tomó un año de preparación, pues yo tenía una idea clara de lo que quería. Tuvimos la ayuda de Acción Social de Puerto Rico para la preparación de propuestas, además del apoyo del municipio de Rincón para la ubicación”, dice agradecido. El quiosco es propiedad del municipio y el arrendatario anterior lo había abandonado.

Saludos y Café abrió en abril de 2011 y ha sido un éxito, cuentan los dueños. El concepto es de bebidas y comidas sencillas (café, te, frapés, desayunos, emparedados, wraps, algunos postres) con gran calidad, en un espacio acogedor al aire libre. “La calidad y la atención son componentes importantes. Eso lo refleja nuestro nombre. La palabra Saludos la tomamos porque en República Dominicana así es como te dan la bienvenida cuando llegas a un lugar. Quisimos ese calor y acogida, y también la calidad con la que se hace todo allá. No es tan comercializado como acá”, elabora Auritza.

El lugar se ha hecho famoso entre los turistas que visitan las playas de la región, que conocen lugares similares en otros países. “Hemos tenido mucho movimiento. No esperábamos tener tan buena acogida. Yo pensaba atender el negocio solo, con dos mesas, y ahora trabajamos nosotros dos y dos cuñados. Se ha convertido en un negocio familiar”, añade Joseph.

El empresario ya tiene otro concepto en desarrollo. Le llueven las ideas, como las camisetas de Saludos y Café que venden en el negocio. Es que al reflexionar sobre sus planes originales, Joseph dice que todavía quiere estudiar medicina, pero admite que le entusiasma el ejercicio de identificar oportunidades donde otros no las ven.

Comentarios

Deja un comentario